sábado / octubre / 2022

Abren las puertas del CDT para recordar la historia de la ex cárcel en inédito encuentro cultural

Más leido

Los orígenes del penal se remontan a fines del Siglo XIX, cuando el Estado decidió cerrar un antiguo penal ubicado en la Plaza de Armas para construir el recinto que funcionó hasta 2006, año en que comenzó la gran lucha social por el Centro de Diagnóstico Terapéutico.

 

Dicen que un pueblo sin memora es un pueblo sin futuro, y por primera vez, el edificio patrimonial del CDT del Hospital de La Serena abrió sus puertas a la comunidad para recordar los más de 130 años de historia que atesora la ex cárcel de la ciudad en un inédito encuentro cultural. Donde vecinos de la región y trabajadores de la salud recorrieron las antiguas celdas del centro penitenciario y disfrutaron de una velada que incluyó una sorprendente intervención artística de la compañía de teatro La Clave, una exposición fotográfica y audiovisual y la talentosa presentación de la Orquesta Filarmónica Intermedia de La Antena. 

La idea del establecimiento de salud fue reencontrarse con la población luego de dos largos años de pandemia, poniendo en valor la gran historia que existe detrás del Centro de Diagnóstico Terapéutico más grande y moderno de todo el país y reconociendo el esfuerzo de muchas personas que lucharon por más de 15 años para concretar este esperado proyecto que hoy, ya es toda una realidad. 

“Fue un reencuentro con gente que no veíamos hace más de 2 años y que participaron activamente en este logro, tanto funcionarios como dirigentes comunitarios. Además, nos quedamos con la tranquilidad de haber cumplido nuestro deber con la ciudadanía. Aquí constatamos que no sólo existe un patrimonio físico sino también vivo que han estado disponible para construir una mejor sociedad. Es importante recordar y admirar, que a pesar del dolor que hubo en este edificio, hay muchas enseñanzas para las nuevas generaciones”, manifestó Luis Guerra, uno de los principales impulsores de la lucha social por el CDT y Presidente del Consejo Consultivo del Hospital de La Serena, quien fue reconocido junto a su compañero de batallas por la salud, Jorge Muñiz. 

En tanto, Lucy Alzamora, representante de la comunidad y Presidenta del Consejo Consultivo Cardenal José María Caro, expresó sentir “un tremendo orgullo de haber venido a este patrimonio de la República de Chile que hoy le sirve a la salud de la Región de Coquimbo, también me siento orgullosa por la participación social, comunitaria, dirigencial y de los trabajadores, eso se debe celebrar y quedar en el corazón de cada uno de nosotros. En un momento tan histórico como la pandemia mundial, que se abran las puertas de este recinto para ayudar a los ciudadanos a mejorar su calidad de vida, es algo que nos hace muy felices”

Al respecto Iván Marín, Director (S) Hospital de La Serena, indicó que esta oportunidad “fue como un despertar amable, después de las incertidumbres y dificultades que sufrimos como personas y como familias en la pandemia, recuperando un poco la normalidad. Es la expresión del país que queremos, donde están integrándose el mundo de la salud y el de las artes, que está en la música, en el teatro y en poner en valor lo que fue la construcción del recinto que nos alberga hoy en el CDT y poner de manifiesto que tenemos un tremendo edificio, con grandes posibilidades para dar espacio a la cultura y la expresión social”.

Los orígenes de la ex cárcel que se emplazaba en el actual CDT de La Serena se remontan a fines al Siglo XIX, cuando el Estado decidió cerrar un antiguo penal serenense ubicado en la Plaza de Armas de la comuna para comprar un nuevo predio y construir la cárcel que funcionó hasta el 2006, cuando la sobrepoblación penal y el hacinamiento llevaron a abrir la nueva en Huachalalume, trasladando a alrededor de 850 reos en un gran despliegue de seguridad.

Es en ese mismo año en que comenzó una lucha social sin precedentes, donde el Consejo Consultivo del hospital, junto a trabajadores del establecimiento y gremios de la salud, manifestaron la urgente necesidad de mejorar las condiciones del añoso establecimiento de la capital regional, exigiendo su normalización. Para ello, recopilaron más de 10 mil firmas, solicitando la construcción de un nuevo centro de salud en la equina contraria del recinto, que hasta en ese entonces, tendría otros fines. 

Este gran anhelo comenzó a materializarse a fines del 2016, cuando se dio el vamos a la construcción del moderno dispositivo. Laura Alarcón, arquitecta Subdirectora de Recursos Físicos y Financieros del Servicio de Salud Coquimbo, sostuvo que “fue sumamente emocionante participar de esta actividad, donde uno ve concretado tanto sacrificio y amor que entregamos para que esta obra se hiciera. Me acuerdo cuando llegamos hace unos años a trabajar a la cárcel y soñamos que esto podía ser realidad, pero nunca nos imaginamos que iba a ser tan grande y maravilloso como es ahora. Una obra de arquitectura que creo que es importante a nivel nacional porque un rescate de patrimonio en un edificio de salud como este, yo no he visto nunca”.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

error: Content is protected !!