miércoles / septiembre / 2022

Construirán cuatro plantas que reutilicen el agua servida en la región

Son 4 plantas de tratamientos de aguas servidas rurales, iniciativa que está ejecutando Fundación Chile y que beneficiará a más de 8.000 personas.

Más leido

“Reúso de aguas residuales tratadas rurales como nueva fuente de agua para la resiliencia y desarrollo productivo de territorios vulnerables en sequía”, lleva por nombre el proyecto que está ejecutando la Fundación Chile, gracias a los recursos por $254 millones del fondo perteneciente al Plan de Emergencia Hídrica que lleva adelante el Gobierno Regional.

Sobre esta iniciativa, la gobernadora Krist Naranjo, informa que “se plantea promover en la región de Coquimbo el reúso de aguas residuales tratadas (ART) a nivel rural, aprovechando la descarga de las plantas de tratamiento de aguas servidas rurales como una nueva fuente de agua, mediante la implementación de tecnologías apropiadas, inocuas y eficientes en cuanto a su uso”.

De esta forma, el proyecto ha identificado la oportunidad de potenciar el desarrollo socioeconómico de las localidades rurales mediante el aprovechamiento de aguas recicladas, implementando medidas de seguridad eficientes y adecuadas para asegurar la salud humana y la protección del medio ambiente.

Sobre el actual estado del proyecto, Gerardo Díaz, jefe del proyecto de reúso de aguas residuales de Fundación Chile, indica que “hemos ido a visitar sistemas sanitarios que están funcionando en buenas condiciones, en las localidades por ejemplo de Salamanca, Chillepín, El Tambo, Pichidangui, cerca de Ovalle, Lambert, Marquesa, entre otras, donde fuimos a entrevistar a cada uno de los operadores, preguntarles las condiciones de funcionamiento del sistema APR, visitar las plantas de tratamiento y levantar interés tanto de la administración como de la comunidad, para habilitar estos sistemas de reúso. Actualmente tenemos un catastro de 71 sistemas sanitarios rurales en la región, de los cuales el 33% está en condiciones a hacer reúso producto de un buen caudal de descarga y por lo tanto ya hemos implementado este sistema en 10 de ellos. Los siguientes pasos son continuar con las visitas, tener antecedentes y presentarlos en un comité técnico ante el Gobierno Regional, el MOP, la CRDP, INIA, etc, y con ellos definir donde se implementará definitivamente estos 4 sistemas de reúso”.

Esto, con el fin de generar encadenamientos productivos con un mismo volumen de agua para uso productivo, ya sea para cultivos agrícolas u otro uso (huertas familiares, bebida animal), con el propósito de promover la transferencia tecnológica para el reúso de aguas residuales en la región de Coquimbo, replicando el exitoso modelo desarrollado en la localidad de Cerrillos de Tamaya (proyecto FIC).

Esto permitirá aumentar la disponibilidad del recurso hídrico mediante un sistema de gestión y calidad adecuado para este fin, disponiendo de caudales de agua que antes no se aprovechaban en zonas rurales vulnerables.

Implementación

Lo anterior se desarrollará mediante la implementación de sistemas productivos estratégicos inmersos en el ecosistema local comunal, los cuales sean abastecidos con ART, tal y como el desarrollado en el año 2017 por Fundación Chile en el marco del proyecto FIC-R ejecutado en la región de Coquimbo.

Experiencia en Tamaya

La idea es replicar el proyecto implementado en la localidad de Cerrillos de Tamaya, comuna de Ovalle, donde se reutilizan a la fecha 6 l/s de ART provenientes de la planta de tratamiento rural de la zona para el cultivo de 6 hectáreas de alfalfa.

El resultado de este es un modelo de distribución de ganancias producto de la comercialización del forraje, donde el agricultor recibe el 60% de las ganancias, mientras que el Comité de APR que administra la planta de tratamiento recibe el 40% restante para reinvertirlo en mejoras de la planta lo que permite sostener en el tiempo en el sistema.

Desarrollo local

Las ART son una fuente segura y permanente de agua, la que se continuará generando en la medida que exista consumo humano, por lo que su aprovechamiento puede reducir las brechas sociales existentes en las localidades rurales donde se implementen estos sistemas.

Esto, al desarrollar acciones de desarrollo productivo con esta nueva fuente de agua, lo que tiene como efectos positivos aumentar la empleabilidad, activación el mercado de suministros agrícola producto de la comercialización del cultivo que se genere con esta nueva fuente de agua, desacople de fuentes de agua convencionales, etc.

Reducción de impacto ambiental

Muchas plantas de tratamiento rurales presentan problemas de operación y mantenimiento que les impide descargar sus efluentes tratados con la calidad que estipula la normativa.

El reúso de ART incrementaría el requerimiento de este tipo de efluentes con calidad suficiente para su uso y por tanto la inversión en mejores y más eficientes servicios sanitarios rurales, lo que, sumado a la rentabilidad obtenida gracias a la comercialización del producto, los recursos podrían ser utilizada para realizar mejorar en las plantas de tratamiento, incrementando la calidad del efluente y la consecuente protección de los ecosistemas acuáticos donde llegan estas aguas al ser reusadas, por ejemplo los acuíferos.

 

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

error: Content is protected !!