lunes / septiembre / 2022

Importantes datos aportaron habitantes de la cordillera que registraron nieve caída

Más leido

En este último frente de mal tiempo que afectó a la región de Coquimbo, cobró protagonismo La Red de Vecinos de las Nieves y la Red de Escuelas Vecinas de las Nieves del Centro Científico de CEAZA, quienes cuentan con capacitación e instrumentos para registrar la lluvia y nieve aportando con esto datos a la ciencia.

Una de ellas es Ana Muñiz, habitante de Horcón en el Valle de Elqui, quien forma parte de la Red de Vecinos de las Nieves, Muñiz destaca que hoy comprende mejor algunos conceptos científicos como Isoterma Cero. “En este caso cuando vi las noticias y decían que la isoterma iba a llegar a los 800 m, yo vivo a los 1500 m, así que sabía que había mayor probabilidad de que cayera nieve y podía saber hasta dónde: hasta Paihuano, Rivadavia, etc.”, precisó.

Además, relata que desea aprender y entender los fenómenos naturales que ocurren a su alrededor, «quiero entender para sacar mejores conclusiones. Hoy se me hace natural medir la nieve, la temperatura, etc. Y es bueno también llevar estos conocimientos a un lenguaje más de calle y conversar con otras personas sobre eso», concluye.

Esta red está encabezada por niños, jóvenes, y adultos, capacitados para utilizar instrumentos, registrar precipitaciones de nieve y lluvia, en las provincias de Elqui y Limarí; en tanto docentes de la Red de Escuelas Vecinas de las Nieves colaboran midiendo la lluvia caída en seis escuelas cordilleranas.

Según detalla Valentina Aliste, profesional del Programa de Ciencia Ciudadana del CEAZA. “Estar en tantos lugares al mismo tiempo sería imposible para las investigadoras e investigadores, por ello es muy importante esta alianza con los Vecinos de las Nieves, un grupo heterogéneo de personas que viven o trabajan en la cordillera, además de la comunidad educativa de la Red de Escuelas”.

“Se ha conformado una alianza muy virtuosa, porque así los científicos cuentan con más datos, -que suelen ser escasos, y, asimismo, estas personas pueden aprender más sobre la importancia de la nieve, fuente principal de agua dulce en zonas áridas como la región de Coquimbo y conocer los glaciares rocosos que hay en la cordillera; y de alguna manera, esperamos que así se valore el territorio cordillerano como una zona de recarga hidrológica para toda la región”, destacó la profesional.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

error: Content is protected !!