lunes / septiembre / 2022

Plan Piloto en La Serena: Modelo matemático aumenta hasta en un 38% la atención oportuna del SAMU

Plan piloto de expertos de la U. Católica del Norte permite situar las ambulancias en ubicaciones estratégicas, optimizando la atención de emergencias con un bajo costo para el sistema de salud. Esta experiencia fue probada en dos regiones, pero es aplicable a toda la red pública del país.

Más leido

Un innovador modelo matemático permite ubicar las ambulancias del SAMU en sitios estratégicos, y así concurrir a las emergencias en el menor tiempo posible, fue desarrollado por un equipo de expertos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas de la Universidad Católica del Norte (UCN).
La experiencia estuvo en marcha entre enero y marzo, a través de un plan piloto en La Serena y, posteriormente, en Antofagasta. “Es un proyecto pionero en Chile. En un futuro, el objetivo es expandir este plan a todo el territorio nacional, contribuyendo -mediante ciencia aplicada- a brindar una atención de salud pública oportuna y de calidad, en el lugar y el momento adecuado, que es un anhelo de la ciudadanía”, señala Hernán Cáceres, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas de la UCN y director del proyecto “Reducción en el tiempo de respuesta de las ambulancias SAMU en las regiones de Antofagasta y Coquimbo».
Los resultados obtenidos son alentadores, ya que evidencian que el potencial de mejoramiento existe. “En nuestro pilotaje, pudimos demostrar que, al reubicar una sola base, la cobertura de emergencias atendidas en menos de 8 minutos aumentó en un 38%. Esto se traduce en disminuir el riesgo de secuelas y fallecimiento de los pacientes”, agrega Andrea Fernández, subdirectora del proyecto.
La puesta en marcha de este piloto se produjo justo en temporadas ajetreadas: en el caso de La Serena, en plenas vacaciones de verano, y en Antofagasta, al inicio de la temporada escolar. Ambas son épocas complejas para los equipos de salud, dado el alto aumento en la congestión producto del mayor parque automotriz, afectando los tiempos de respuesta de las ambulancias del SAMU, las únicas preparadas para solucionar emergencias de alta complejidad.
Para enfrentar este problema, Cáceres señala que “a través de modelos matemáticos basados en los datos históricos de las emergencias de cada ciudad y su georreferenciación, es posible determinar distintos puntos estratégicos para situar ambulancias y así acortar el tiempo de respuesta”.

BAJO COSTO PARA EL SISTEMA
En las zonas urbanas, el Modelo Nacional Sistema de Atención Médica de Urgencia SAMU, propone la llegada de una ambulancia SAMU en el 95% de las ocasiones antes de 8 minutos cuando se trate de una emergencia tiempo-dependiente. Dentro de esta categoría se encuentran los paros cardiorrespiratorios, politraumatismos, síndrome coronario agudo, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia respiratoria, entre otros.
“Hay emergencias cuya complejidad y gravedad hacen que cada segundo cuente a la hora de recibir atención médica especializada. Tener la posibilidad de llegar a atender más rápido estos incidentes puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte”, agrega Fernández.

Otro de los grandes beneficios de la implementación de este modelo matemático es su bajo costo para el sistema de salud. Al respecto, Fernández señala que “su aplicación no requeriría una gran inversión económica, ya que no implica adquirir nuevas ambulancias, sino que busca reubicar los móviles disponibles para optimizar su distribución geográfica. Esto permite utilizar de mejor forma la flota existente y así mejorar la calidad del servicio”.
El modelo de los expertos UCN es replicable en todo el país, porque se basa en los datos recopilados de cada región. “Es una tecnología de bajo costo, donde el requisito fundamental para su funcionamiento es la coordinación entre los distintos actores de cada ciudad”, sostiene Hernán Cáceres.
“Antes proyectábamos la ubicación de las ambulancias en base a percepciones nuestras, pero con esta herramienta lo pudimos hacer con una base científica. Además, ahora contamos con GPS en nuestros móviles, lo que, sumado a lo anterior, ha sido un gran aporte para mejorar la comunidad”, comenta Pablo Jofré, administrativo del SAMU Coquimbo.
La jefa del SAMU de Antofagasta, Francesca Caru, valora la evidencia empírica que aportó el proyecto al sistema de salud. “Cuando las decisiones de gestión se acompañan de ciencia y evidencia, toman otro peso. Como SAMU estamos muy en deuda en infraestructura y brecha de ambulancias, por lo que ojalá que estas experiencias se repliquen en nuevas áreas. Estos datos nos sirven y esperamos reunirnos para tomar conclusiones más en profundidad respecto a sus beneficios”, agregó Caru.
PRÓXIMOS PLANES
En los próximos meses, el equipo de expertos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Geológicas de la UCN, estará enfocado en seguir probando el modelo. “Estamos muy contentos con los resultados obtenidos y el potencial de expandir este piloto. Seguiremos trabajando para, desde la academia y la ciencia, aportar a mejorar la salud pública”, concluye Andrea Fernández.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

error: Content is protected !!