miércoles / septiembre / 2022

Unidad de Control: El área abandonada por la Gobernadora Krist Naranjo

Más leido

Para la Gobernadora de Coquimbo, Krist Naranjo Peñaloza, su arribo al Gobierno Regional no ha estado exento de dificultades y cuestionamientos, tanto por parte de sectores políticos, como de los propios Consejeros Regionales.

Su viaje a México, la tramitación de los fondos de emergencia, la baja ejecución presupuestaria y la devolución de competencias desde el Gobierno Regional al Central; criticando de paso, la falta de comunicación que hay con el cuerpo colegiado, lo que entorpecería aún más la tramitación de proyectos, mal uso de vehículo fiscal y amenazas contra un funcionario de esa repartición pública, además del desaire de los consejeros que no asistieron a la cuenta pública, son algunos del problemas que ha debido enfrentar la autoridad regional.

Informe al Organismo Contralor

Pero eso no es todo, ahora se suma un pronunciamiento realizado por Johana Honores, a Contraloría, quien actualmente se desempeña como Jefa de la Unidad de Control.

La funcionaria que ingresó al organismo bajo la modalidad de concurso público del Servicio Civil por Alta Dirección Pública, aprobando su nombramiento el 22 de febrero de 2021, tiene dentro de sus funciones realizar el Seguimiento y Control Presupuestario, Auditoría Operativa Interna, Seguimiento y Control de Legalidad entre otros.

Honores en su pronunciamiento al organismo contralor, al que Elquinoticias.cl tuvo acceso exclusivo, expone los problemas que ha debido enfrentar desde que asumió su cargo, entre las que se destacan dificultades para obtener información de otras unidades que son requeridas para desarrollar su trabajo, las cuales respalda con correos electrónicos enviados a distintas áreas.

Falta de Personal 

Además, pese a que según la conformación del organigrama la Unidad de Control es un área importante, en la actualidad no posee equipo, solo cuenta con la labor de la jefatura. Hasta diciembre del año recién pasado, había una profesional de apoyo, sin embargo, su contrato no fue renovado.

Tras la salida de la funcionaria se presenta en la unidad una persona que necesitaba práctica profesional, para lo cual la jefa accedió sin problemas a la solicitud, formalizando los pasos necesarios y exigidos por la normativa interna, para concretar la llegada de la practicante, sin embargo, fue denegada la autorización por la Gobernadora Regional.

Por otra parte, la estación de trabajo utilizada por la exfuncionaria fue entregada a la División de Desarrollo Social y Humano, argumentando que por tema de espacio no es posible que se concreten prácticas profesionales, sin embargo, de igual forma la Jefa de Unidad de Control le manifiesta al Jefe de División de Administración y Finanzas que las alumnas practicantes pueden efectuar sus labores en línea (vía online) sin problemas, a pesar de aquello se persistió en declinar el proceso.

Suman y siguen los problemas 

Posteriormente y de manera extraoficial se comunica a Johana Honores, que su área será fusionada con la Unidad de Auditoría Interna, sin embargo, a la fecha aún no se hace efectiva.

Cabe hacer presente que cuando se crearon e iniciaron su operatividad las nuevas divisiones del Gobierno Regional, tales como: Desarrollo Social y Humano, Fomento e Industria e Infraestructura y Transportes, se les brindo la posibilidad a los funcionarios de las distintas reparticiones del Gobierno Regional, trasladarse para desempeñar nuevas funciones en estas nuevas dependencias.

Situación que no ocurrió cuando entra en funcionamiento la Unidad de Control, ya que no se otorgó tal disposición a los funcionarios, solo se obtuvo respuestas negativas ante las solicitudes de fortalecimiento dotacional efectuadas por la Jefa de Unidad de Control. Cabe precisar que, una funcionaria y un funcionario de la División de Presupuesto e Inversión Regional solicitaron a fines del año 2021 traslado interno a la Unidad de Control, sin embargo, no hubo autorización para tal cambio.

A través de informes derivados tanto a la Gobernadora como a los Consejeros Regionales, se expone sobre la funcionalidad interna de la unidad, indicando que se encuentra en un 36 por ciento de su ejecución legal.

La carencia de dotación funcionaria especialista que requiere la unidad, ha impedido la entrega de ciertos requerimientos, que han sido solicitados por los Consejeros Regionales.

Junto con lo anterior, el informe enviado a contraloría da cuenta de la cantidad de profesionales por División siendo la Unidad de Control la única que no posee dotación funcionaria, solo jefatura.

Además, hace mención que a la fecha existen seis acuerdos a través de sesiones del Consejo Regional, done se le solicita la Gobernadora, fortalecer la dotación de dicha unidad, además de acoger recomendación del organigrama según propuesta Subdere para el funcionamiento del área, disponer de recursos, insumos e información para la elaboración y desarrollo de labores a la Unidad de Control, situación que a la fecha no ha ocurrido.

Honores espera que el Contralor Regional de Coquimbo, conforme a lo expuesto en la presentación, se pronuncie respecto a la obligación del Gobierno Regional de Coquimbo, conforme disponibilidad presupuesta, de conformar la Unidad de Control establecida en la Orgánica aprobada por el Consejo Regional, a fin de que pueda efectivamente cumplir con el rol legal.

DOCUMENTO

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

error: Content is protected !!